Real Madrid se echa a la bolsa el boleto a octavos de final

Real Madrid recuperó la pegada y con una victoria por 3-0 sobre el Braga aseguró el pase a los octavos de final de la Champions League.

MADRID — Aprendió a vivir, a golear, el Real Madrid sin Jude Bellingham, reservado por su lesión de hombro por Carlo Ancelotti, que celebró la clasificación temprana para los octavos de final y el retorno de la pegada ante el Sporting de Braga (3-0), en una cita con reivindicación de Brahim que devolvió la confianza perdida en la definición a Vinícius y Rodrygo.

Brahim cambió el paso del Real Madrid con ese ímpetu del jugador que siente que se está cometiendo una injusticia con él. De titular, de estrella en el Milan, a olvidado de Carlo Ancelotti han pasado unos meses que demostró no han afectado a su fútbol.

Titular, por segunda vez en la temporada, en un escenario como el de la Champions, saltó dispuesto a demostrar que merece más. Le anularon el primero, retomando la intuición de Bellingham para aparecer en la zona donde un mediapunta hace gol, y definió arriba con calidad el tanto que silenciaba, por el momento, la falta de pegada madridista.

Un Real Madrid que pasa de jugar con un mediocentro posicional como Tchouaméni, que jamás pierde zona, a la movilidad de Camavinga. Tan alocado como trascendental. Tan efectivo en el robo continuo como en la construcción de juego al ritmo de su amplia zancada. Alejado del control que impone Kroos pero compatible para aumentar la electricidad en el juego.

También te puede gustar